Hacienda El Progreso de Galápagos en San Cristóbal

La ex Hacienda El Progreso (ingenio azucarero del siglo XIX), es un importante sitio que guarda vestigios históricos que se deben preservar, conservar y difundir y que fue el hito más relevante acerca del poblamiento de la isla San Cristóbal.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Ubicada en la parroquia El Progreso en el noroeste de la isla San Cristobal del Archipiélago de Galápagos a 7 km de Puerto Baquerizo Moreno.
  • En esta hacienda se fomentó el cultivo de caña de azúcar y fue el primer asentamiento humano de la isla.
  • Data de fines del siglo XIX (1879-1904), en una época en la que muchos pensaban que esta isla inhóspita carecía de valor alguno.
  • Se aprecia las ruinas del primer ingenio azucarero del Ecuador y de la hacienda, así como la tumba de Manuel J. Cobos su fundador.
  • La parroquia está conformada por nueve recintos: Soledad, Cerro Azul, El Socavón, Tres Palos, San Joaquín, Las Goteras, El Chino, Cerro Gato, Cerro Verde y el centro parroquial (El Progreso).
  • El clima presenta dos épocas bien marcadas; una lluviosa-cálida de diciembre a abril, y una de garúa (lluvia horizontal), más fría de mayo a noviembre.

¿Qué actividades se pueden realizar?

  • Ideal para practicar senderismo, fotografía y ciclismo. 
  • En el trayecto que conecta Puerto Baquerizo Moreno y la parroquia El Progreso, se puede observar como la vegetación de la isla cambia drásticamente, conforme la altura al nivel del mar crece.

Ruinas del primer ingenio azucarero del Ecuador.

  • En esta hacienda se ecuentran plantas epifitas como orquídeas, musgos, helechos y líquenes que decoran naturalmente a los pocos árboles y arbustos de la zona. 
  • En la tierra de esta zona se puede apreciar iguanas y tortugas terrestres; mientras que su cielo se engalana con el vuelo de piqueros de patas azules y rojas.

Casa del ceibo

  • En la zona se encuentra la Casa del Ceibo, que ofrece una hermosa suite subterranea de 8 metros cuardrados, ubicada en un árbol de 300 años de antiguedad y 17.5 metros de circunferencia.
  • Reliquias metálicas del ingenio azucarero, paredes de escalada, puente colgante y un restaurante construido con 22 mil botellas recicladas, te esperan en esta zona.

¿Cómo llegar?

El Progreso en San Cristóbal - Galápagos

Desde la llega de Tomás de Berlanga (siglo XVI) a San Cristóbal, transcurrieron un par de siglos para que en el pequeño pueblo de El Progreso, Manuel Julían Cobo soñara con transformar la naturaleza a at ravés de la tecnología para crear mercancias de valor. Esa visión agroindustrial transformarían a El Progreso en el nodo central que conectaría a las Islas Encantadas con el sistema global de comercio y con ello a la participación de los sitemas de biología, economía y cultura global, conección que hasta la fecha sigue influyendo en el futuro del Archipiélago de Galápagos.

Cobos nación en Cuenca en 1836, en 1860 Chanduy fundó su primera empresa dedicada a la comercialización de la "orchilla de Galápagos" utilizada para teñir textiles, y en 1866 instaló provisiones en la isla San Cristóbal para la recolección de la orchilla. En 1879 El Progreso contaba con 150 habitantes, con los cuales explotó una amplia variedad de endémicas silvestres e introdujo productos domésticos, exportando cueros y aceites animales, pescado salado, alcohol de caña y melaza al continente. Para 1889, se plantaron 200 ha de campos de caña de azúcar y la población residente casi se había duplicado a 287. La infraestructura de la hacienda incluía un camino; cinco talleres; instalaciones separadas para la producción de azúcar y alcohol; dos tiendas, un almacén, un matadero; dos reservorios de agua y campo de riego; tres potreros y 17 huertos; la casa principal de la hacienda y 60 casas, en su mayoría con techo de paja, para empleados y trabajadores del gobierno; y tres balandras, dos botes menores, una barcaza y cuatro barcas en la bahía de Puerto Chico.

1889 fue una fecha decisiva en la transformación de El Progreso de finca agrícola a centro industrial y hacienda azucarera. Para 1887 Cobos y Monroy estaban importando maquinaria de última generación para la producción de azúcar desde lugares tan lejanos como Escocia y adquiriendo técnicos para su instalación en San Cristóbal. Galápagos también estaba atrayendo cada vez más la atención internacional, particularmente por su posición estratégica en el futuro proyectado de la navegación en el Pacífico y la finalización de un Canal de Panamá planificado. También se convirtió en un destino popular para numerosas expediciones científicas que visitaban regularmente San Cristóbal durante el desarrollo de la hacienda hasta convertirse en un imperio insular bajo la enérgica dirección de Cobos.

En las primeras horas de la mañana del 14 de enero de 1904, Cobos y el funcionario del gobierno Leonardo Reina fueron asesinados frente a sus casas por trabajadores enojados. Mucho se ha especulado sobre los motivos de su crimen; las condiciones eran duras, los días de trabajo eran largos, la remuneración era trivial, el control autoritario era despiadado y muchos en la fuerza laboral eran indeseables reclutados del continente para una vida de servidumbre por deudas. Inmediatamente después del levantamiento, se quemaron documentos, se saquearon tiendas y oficinas, y decenas de trabajadores que huyeron de la isla en bote con azúcar robada finalmente fueron detenidos en Colombia y devueltos a Guayaquil para ser juzgados.

Los visitantes de Hacienda El Progreso poco después de la muerte de Cobos estimaron unos 400 habitantes y describieron una extensa plantación con más de 1200 ha de caña de azúcar, café, jardines, pastos y huertas frutales; dos documentos calculan entre 3000 a 4000 ha de pastos con grandes rebaños de ganado, burros y mulas. Los campos se irrigaron a través de un extenso sistema de canales y canaletas galvanizadas y se cosecharon con un sistema ferroviario de 50 vagones. El azúcar y el alcohol se procesaban en una gran fábrica de última generación con una producción anual estimada de 20.000 kg de azúcar y de 5.000 a 6.000 botellas de alcohol de caña. Los productos de las tierras altas se transportaban a través de un camino ancho a un gran almacén costero en Puerto Chico, donde los productos de varias islas se cargaban en barcos de hacienda atracados en un gran muelle de madera de 100 m de largo equipado con un sistema ferroviario.

Rogerio Alvarado, esposo de la hija de Cobos y principal heredera, Josefina, asumió el control de la hacienda en 1909. Sus ambiciosos planes no se materializaron, lo que sumió a la hacienda en deudas con los bancos del continente y con el empresario guayaquileño Lorenzo Tous. Durante los siguientes ocho años, se vendió el equipo y la hacienda se deterioró. Un hijo ilegítimo, Manuel Augusto Cobos, llegó de Francia en 1918 a una hacienda con 200 peones, 3500 cabezas de ganado, caballos, unos cientos de hectáreas cultivadas y parcelas de caña de azúcar, café y limón. Durante la década siguiente, los colonos noruegos llegaron a las islas cuando Manuel A. Cobos reclamó una refinería en pleno funcionamiento que producía 15.000 kg de azúcar al mes, 1000 acres de tierra cultivada y 10.000 cabezas de ganado en libertad. Para 1928, solo quedaban 14 noruegos y, en 1938, el control de la hacienda pasó a manos de Tous; sin embargo, el molino se había deteriorado y los campos se perdieron debido a las plantas invasoras. Después de la Segunda Guerra Mundial, Tous continuó administrando la ganadería y el cultivo del café en la finca, rebautizada como “La Predial”. En 1960, cuando San Cristóbal tenía 1200 habitantes, un intento de vender lo que quedaba de la hacienda a los colonos estadounidenses fracasó estrepitosamente. La propiedad histórica de lo que alguna vez fue una plantación y un rancho ganadero a escala industrial es ahora el hogar de un mosaico de parcelas de tierra más pequeñas y de propiedad privada, muchas en manos de descendientes de los primeros habitantes de la isla. Continúan viviendo y cultivando en el interior de una isla cuyo paisaje se ha transformado completamente a lo largo de los siglos a través de la actividad humana.




Publicado en: